2 comentarios en “La otra mejilla”

  1. Jaja….era tal y como lo has relatado y lo pasábamos fenomenal. Yo tuve sarampión con seis años y recuerdo todo lo que aprendí en aquel reposo porque era visitada todos los días por mis tias Concha y Rosario que se entretenían enseñándome el nombre de los meses del año, con los nudillos a diferenciar los meses de treinta días y mil cosas más . Bonito artículo , Tere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s