Madre no hay más que una

Una puede ir por la vida de ejecutiva agresiva; rubia, independiente, con un aspecto impecable, tacones de diez centímetros que te elevan el culo haciendo que más de uno se rompa el cuello mirándolo. Puede actuar desafiando al mismo Dios o al diablo, dedicar su tiempo libre al estudio, a la lectura más variada e intensa, a escribir novelas, a soñar con un mundo mejor, sobre todo para ella misma…
Puede una ser querida u odiada, admirada y envidiada, puede tener amigos y enemigos y que todo eso le importe un bledo o no, según de quién se trate …

Puede una soñar lo que quiera y cuando quiera y ocupar todo su tiempo en distintos roles que le hagan sentir todo lo importante y maravillosa que quiera. 

Pero hay veces que, muerta de cansancio, en la cama, con un libro en las manos que se te cae porque no puedes más, a pesar de tus enormes ganas de aprender más y más, un niño se te acerca iPad en mano y te dice:

Mami , te hago un test? 

Y todo deja de ser importante.

Claro, le contestas.

La criatura de Dios empieza a hacer preguntas como: prefieres vivir en la cuidad o en el bosque? Color favorito, playa o montaña… Pasa media hora y las preguntas no acaban, tres cuartos de hora y los ojos se te cierran…

El niño, que ya no lo es tanto, te mira con ojos penetrantes, muy serio y te dice:

Mamá, atiende, que esto es importante!!!

La cabeza se te va entre tantas preguntas y crees que el análisis va a ser completísimo, de algún famoso terapeuta que haya hecho negocio en la red, dada la extensión y gravedad de las cuestiones. Te duermes, vuelve a regañarte… Hasta que al fin, a la una de la madrugada,   escuchas esas maravillosas palabras: ya está, terminado . Y te relajas al fin.

No sabes de dónde se saca esas cosas tan psicólogicas que tanta información sobre tus afectos y carencias te han de procurar. Te incorporas un poco, abres los ojos todo lo que el sueño te permite y dices: a ver,  cómo soy? Qué soy?

Y el chaval, sonriente, te dice : vaya! Sí que eres poderosa!!! Te ha salido el pokemon Mewtwo…

Qué? Gritas. Me tienes aquí una hora muerta de agotamiento para hacerme un test de pokemon?

El niño se parte de la risa y a ti te dan ganas de matarlo. Pero no lo matas, te da la risa también. Porque de todas tus facetas: ejecutiva, escritora, lectora, estudiosa del arte y de las ciencias más variadas, mujer culta y sofisticada,  sensible y malcriada, pija e ingobernable… De todas ellas, la que más te llena, la única que jamás abandonarías, es la de madre… Y cuando el niño, tenga un mes o catorce años, viene a ti para hacerte partícipe de sus intereses y bromas, es cuando te das cuenta de que ese amor no tiene límites, ni fronteras, que nada es comparable y que el resto del mundo es accesorio. Y que nada ni nadie tiene tanto poder sobre ti, ni nada es tan importante como ese maravilloso test de pokemon… Porque es tu hijo, su piel, su mirada, su voz… y estás profunda y perpetuamente enamorada de él. Y sabes que no es tuyo, que no te pertenece, que se irá lejos… Pero joder! ha venido a hablar contigo, a reírse contigo… Y es que un hijo es un tesoro , por quien vivirías y morirías. Y ese acercamiento en la noche, iPad en mano, te demuestra que él también te quiere y que madre no hay más que una…

Feliz Navidad mi querido Juan Alfonso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s